¡A partir de 2022 tu ProFemme no tiene IVA! ¡Disfruta el mejor precio y envío gratis en máximo 7 días hábiles a todo México! ¡Kueski Pay llegó a ProFemme! Adquiere tu copa en hasta 4 quincenas sin intereses. (Mínimo de compra $300)

¡A partir de 2022 tu ProFemme no tiene IVA! ¡Disfruta el mejor precio y envío gratis en máximo 7 días hábiles a todo México! ¡Kueski Pay llegó a ProFemme! Adquiere tu copa en hasta 4 quincenas sin intereses. (Mínimo de compra $300)

Qué es la candidiasis vaginal y cómo prevenirla

Qué es la candidiasis vaginal y cómo prevenirla

¿Sabes si alguna vez has sufrido de una infección de candidiasis? No te preocupes, esto nos ha pasado a todas o nos pasará alguna vez. La candidiasis vaginal es una de las infecciones más comunes, hasta el 75% de las mujeres en México la ha padecido alguna vez y puede llegar a ser recurrente, aunque puede llegar a ser, en los peores casos, una infección crónica. 

Aquí te explicamos de qué se trata, porque es tan habitual y algunos hábitos que puedes llevar para prevenirla.  

¿Qué es la candidiasis vaginal? 

La candidiasis o vulvovaginitis candidiásica se trata de una infección causada por levaduras u hongos unicelulares llamados Candida Albicans, ¡pero tranquila! Estos microorganismos viven de manera natural y habitual en las vaginas de todas las mujeres sin causar mayor problema. Sin embargo, si su crecimiento se descontrola por algún desequilibrio en tu flora vaginal, entonces se pueden volver  un problema que  provoca  infecciones.  

 La candidiasis vaginal afecta principalmente la mucosa de la zona vaginal interna y externa, así como la vulva y la zona perianal. Sus síntomas son muy claros así que es muy fácil de identificar. 

¿Cuáles son los síntomas? 

La candidiasis vaginal a pesar de ser un problema común y que se puede tratar fácil y rápidamente suele ser muy molesta y en algunos casos llegar a ser peligrosa si no se trata debidamente. Algunos de los síntomas más comunes son los siguientes: 

  1. Irritación en la vulva. 
  2. Molestia al orinar. 
  1. Sequedad y dolor durante las relaciones sexuales. 
  2. Picor intenso en la zona íntima. 
  3.  Enrojecimiento. 
  4. Inflamación. 
  5. Flujo vaginal blanco, espeso y grumoso. 

¿Qué provoca la candidiasis vaginal? 

En resumen y como ya lo mencionamos anteriormente, el origen de la candidiasis se trata de un desequilibrio en la flora vaginal.¿Qué es esto? Una pérdida de lactobacilos y aumento de otros microorganismos perjudiciales como la Candida Albicans. 

Existen muchos factores que pueden influir en estos cambios y que a veces son difíciles de notar o controlar, aquí te dejamos algunos: 

  1. Un ambiente cálido y húmedo. Por ejemplo, si permanecemos con ropa húmeda (ropa de baño o similar) durante mucho tiempo. 
  1. Tomar por mucho tiempo un tratamiento con antibióticos, ya que estos atacan al Lactobacillus vaginal y lo eliminan, facilitando que otros microorganismos crezcan en la vagina. 
  2. Cambios hormonales, por ejemplo, al tomar anticonceptivos orales o durante el embarazo. 
  3. Algunas enfermedades como la diabetes (o el azúcar alto en sangre) y las enfermedades crónicas que puedan alterar la inmunidad 
  4. Algunos tratamientos con fármacos inmunosupresores, como los corticoides. 
  5. El uso de ropa ajustada, de materiales sintéticos o poco transpirables. 
  1. El uso de desodorantes vaginales, antisépticos o jabones agresivos o muy perfumados. 

Todos estos factores pueden depender, como podrás darte cuenta, de hábitos personales o de agentes externos los cuales no podemos controlar en ocasiones. Así que, aunque hablar de infecciones vaginales ha sido tabú por mucho tiempo, ¡No hay nada de qué avergonzarse! A todas nos ha pasado o nos puede llegar a pasar en algún momento y lo más importante es conocer nuestros síntomas y saber tratar la infección a tiempo para evitar cualquier complicación. 

¿Cómo prevenirla? 

Existen varias formas de tratar una infección leve, pero lo recomendable será siempre acudir de primera mano con tu médico para que te recomiende la mejor opción acorde a tu problema. Aquí te dejamos algunos tips de cómo prevenirla y facilitar su curación: 

  1.  Pon atención a tus síntomas. Entre más pronto te des cuenta del problema será más fácil eliminarlo. 
  2. Evita la humedad. Usa ropa interior de algodón que permita la propia ventilación a tu área vaginal. Olvídate de la seda y la ropa sintética o de encaje ajustada, todos estos tipos de materiales suelen incrementar la sudoración. 
  3. Consulta a tu médico. Es muy común encontrar pastillas, cremas o productos comerciales para tratar estos problemas Sin embargo, antes de optar por alguno consulta cual es la mejor opción para ti. 
  4. Toma probióticos. Incorpora a tu dieta productos ricos en Lactobacillus acidophilus, para ayudar a tu flora vaginal e intestinal.  

Algunas opciones naturales para ayudar a mejorar o prevenir este problema 

Como ya lo mencionamos, mantener saludable tu flora intestinal y vaginal es muy importante. Así que con esto podrás darte cuenta de que la alimentación también influye. En el caso de la candidiasis vaginal se recomienda disminuir alimentos con mucho azúcar y levaduras, ya que estos alimentan la reproducción del hongo cándida y al dejar de consumirlos por temporadas puedes conseguir que baje su reproducción y se controle la infección. 

Alimentos que se recomienda reducir durante una infección: 

  1. Azúcar 
  2. Lácteos 
  3. Vinagre y encurtidos 
  4. Dulces o repostería 
  5. Comida precocinada 
  6. Setas o champiñones 
  7. Comida envasada 
  8. Fruta dulce 
  9. Gluten 
  10. Alcohol 

Alimentos que ayudan a combatirla: 

  1. Ajo 
  2. Limón  
  3. Aceite de coco 
  4. Verduras crudas o cocidas 
  5. Jengibre 
  6. Canela 

Si te gustó este artículo también te puede interesar:

El ciclo menstrual: un mensaje de tu cuerpo sobre tu estado de salud

Tenemos que hablar de endometriosis