¡Envío gratis de 2 a 3 días hábiles a todo México!

¡Envío gratis de 2 a 3 días hábiles a todo México!

Pobreza menstrual en México: ¿Cómo afecta a las mujeres la desigualdad económica respecto a la menstruación?

Pobreza menstrual en México: ¿Cómo afecta a las mujeres la desigualdad económica respecto a la menstruación?

Más de la mitad de las mujeres en México sufren de desigualdad económica y de género, debido a esto carecen de las posibilidades para llevar una menstruación digna. Comenzando por la imposibilidad de obtener productos de higiene básicos, así es como en nuestro país solo 1 de cada 4 mujeres tiene acceso a productos como toallas y tampones. 

¿Qué es la pobreza menstrual? 

¿Alguna vez has escuchado hablar de “pobreza menstrual”? A lo mejor puede sonar muy evidente a que nos estamos refiriendo, pero por si tienes dudas, en ProFemme nos interesa mantenerte informada así que aquí te explicaremos a que se refiere. La pobreza menstrual se trata de la falta de acceso a productos menstruales y a las condiciones básicas de vida que permiten llevar una menstruación saludable como: acceso a agua limpia, saneamiento e higiene y las deficiencias en la educación respecto a este tema. 

Poco a poco este término se ha ido reconociendo más y más, ya que se trata de un problema real que impacta en las vidas de niñas y mujeres en todo el mundo. Y es que de entrada hablar de menstruación siempre ha sido un tema tabú, algo que para algunas puede ser vergonzoso o que sienten la necesidad de esconder. De esta manera, la menstruación ha sido un tema ignorado durante mucho tiempo y no sólo por la sociedad, sino también desde la salud pública. 

Desigualdad económica y (¿más?) desigualdad de género

En entradas anteriores hablamos de lo importante que es fomentar educación sexual y menstrual a temprana edad con el fin de mejorar la experiencia menstrual de niñas y mujeres en todo el mundo, puedes leer más aquí. 

Parece totalmente absurdo que, siendo un proceso biológico muy natural, aún hoy en día se nos enseñe que la menstruación se tiene que esconder. Ocultamos cualquier prueba que lo evidencie: las toallas femeninas, la ropa manchada, los tampones, e incluso el dolor que sentimos porque “no es tan grave, no hay que exagerar”, entre muchísimas cosas más. 

En países donde la desigualdad económica afecta a miles de personas, llegando hasta la educación de los niños, la desigualdad de género se vuelve aún mayor, ya que muchas niñas carecen de la preparación adecuada para poder llevar una menstruación saludable y libre. La falta de acceso a conocimientos y condiciones básicas de higiene tiene un impacto significado en la vida de las mujeres, aquí algunos ejemplos: 

  1. Miles de niñas al llegar su periodo dejan de asistir a la escuela al no tener acceso a productos menstruales por ansiedad o miedo a llegar a mancharse. 
  2. Al no conocer cómo funciona su menstruación y los síntomas que lleva una menstruación saludable, se ausentan de clases debido a los dolores que pueden presentar durante los días de su periodo. 
  3. Existe mucha discriminación en el mundo por creencias culturales y sociales hacia las mujeres ya que se considera a la menstruación como algo sucio. 
  4. Hay mayor riesgo a la salud como resultado de una gestión menstrual deficiente, como el uso de materiales o productos no higiénicos para llevar su menstruación, por ejemplo: telas viejas, plumas, papeles y periódicos, sumado a que exista la falta de agua potable. 

Pobreza menstrual en México, algunos datos 

En México, a pesar de ser un país en donde más de la mitad de la población se trata de mujeres en edad de menstruar, las necesidades específicas para manejar la  menstruación se pasan por alto o son ignoradas deliberadamente ya que, en general y de forma histórica, se cree que la menstruación es un “problema que concierne a lo privado”. 

Simplemente hay que echar un vistazo a los datos: 

  • 42.4% de la población femenina vive en condiciones de pobreza (2018) 
  • Solo 44.1% de las mujeres cuenta con afiliación a alguna institución de Salud, es decir acceso a atención en caso de algún síntoma o problema relacionado a su menstruación
  • 17.2% de las mujeres no cuenta con el ingreso suficiente para siquiera comprar la canasta básica alimentaria (pobreza extrema) 
  • 19.5% ni siquiera cuenta con acceso a servicios básicos en su vivienda como lo son agua potable ni drenaje. 

Analizando lo anterior podemos ver que más de la mitad de las mujeres en México padecen de carencias sociales que no les permiten llevar a cabo un adecuando manejo de su higiene menstrual (¿Quieres saber más sobre higiene menstrual? Visita nuestra entrada anterior. ¡Imagínate! Miles de mujeres no tienen siquiera la opción entre comprar algún producto menstrual o alimentarse a ellas y/o a su familia. 

Movimientos/reformas que se están llevando a cabo para cambiarlo

En México los productos básicos para la higiene menstrual como toallas y tampones no son tratados como de primera necesidad, así que llevan un impuesto considerado discriminatorio en términos de género (impuesto rosa): un IVA del 16% sobre el producto, una de las tasas más altas a nivel mundial. 

Debido a esto han surgido muchos colectivos y movimientos como #menstruacióndignaméxico que buscan comenzar a disminuir hasta erradicar la pobreza menstrual en nuestro país. Se están realizando iniciativas que proponen nuevas leyes y políticas públicas para ayudar a que cada día más y más mujeres mexicanas dejen de sufrir este tipo de desigualdad. 

En septiembre del año pasado diputadas federales de todos los partidos presentaron una propuesta para implementar una tasa del 0% de IVA a productos de gestión menstrual argumentando que el IVA actual atenta contra los derechos humanos de las mujeres. A pesar de que la ley no fue aprobada aún se siguen haciendo esfuerzos para lograr que muy pronto pueda aprobarse en todo el país. 

Un primer avance en esta lucha y cambios fue que, en marzo de este año, el Congreso de Michoacán aprobó la Ley de Menstruación Digna que establece que se facilitará el acceso gratuito de productos de gestión menstrual a las mujeres además de fomentarse la educación menstrual en las escuelas. 

A pesar de ser la primera ley que se concreta en México aún quedan muchas luchas y por hacer, esto con el fin de mejorar las condiciones generales de vida de todas las mujeres mexicanas y del mundo. Seguiremos de cerca el rumbo de estas iniciativas, ya que sus beneficios son relevantes para todas.  

También te puede interesar:

28 de Mayo: Día de la Higiene Menstrual, ¿Qué es y por qué es importante?

La importancia de la educación menstrual desde temprana edad

Fuentes:

https://serendipia.digital/datos-y-mas/menstruacion-digna-en-mexico/#:~:text=Esta%20iniciativa%20busca%20que%20las,educaci%C3%B3n%20e%20igualdad%20de%20g%C3%A9nero.

https://www.globalcitizen.org/es/content/period-poverty-everything-you-need-to-know/

https://www.mexicosocial.org/paremos-la-pobreza-menstrual/

https://discapacidades.nexos.com.mx/de-biologia-y-desigualdades-la-pobreza-menstrual-en-mexico/