¡A partir de 2022 tu ProFemme no tiene IVA! ¡Disfruta el mejor precio y envío gratis en máximo 7 días hábiles a todo México! ¡Kueski Pay llegó a ProFemme! Adquiere tu copa en hasta 4 quincenas sin intereses. (Mínimo de compra $300)

¡A partir de 2022 tu ProFemme no tiene IVA! ¡Disfruta el mejor precio y envío gratis en máximo 7 días hábiles a todo México! ¡Kueski Pay llegó a ProFemme! Adquiere tu copa en hasta 4 quincenas sin intereses. (Mínimo de compra $300)

Dónde se acomoda la Copa Menstrual

Dónde se acomoda la Copa Menstrual

Sin duda alguna las copas menstruales han llegado a nuestras vidas para hacernos las cosas mucho más fáciles y sobre todo saludables, sin mencionar que es uno de los métodos que genera un impacto positivo en el medio ambiente.

Una de las preguntas más recurrentes que surgen alrededor de su uso suele ser, dónde se acomoda la copa menstrual. Al introducir la copa en lo más alto de nuestro canal vaginal, debemos ubicarla debajo del cérvix.

Pero primero lo primero. ¿Qué es el cérvix y qué hace por nosotras?

El cérvix o cuello del útero, es ese pasaje que conecta el útero y la vagina. Este produce su propia lubricación para ayudar a los espermatozoides en su camino y lo más relevante es que es el canal por donde la sangre menstrual puede salir de nuestro cuerpo. A su vez, mantiene las bacterias y los virus no deseados fuera del útero.

En relación a su posición, el cuello del útero puede cambiar a lo largo de tu ciclo, a medida que ciertos músculos se contraen, pero debería ser relativamente fácil de encontrar. Un dato interesante, es que identificar la ubicación y la altura de tu cérvix para ayudarte a determinar qué copa menstrual es la más adecuada para ti.

Como la posición de tu cérvix puede cambiar durante el ciclo, es importante comprobar su ubicación a la hora de que vayas a usar la copa menstrual para evitar fugas o molestias. Para localizarla, simplemente lava bien tus manos e introduce un dedo en tu vagina, busca hasta que sientas un área ligeramente más firme, y listo lo has encontrado.

Muy bien, ya que sabemos cómo y en dónde se acomoda nuestra copa menstrual, recuerda que es un proceso que va a tu ritmo, poco a poco. Al introducir la copa, no tenemos que sentirla y debe abrirse por completo, puedes checarla con las yemas de tus dedos para estar segura de que en efecto esté correctamente colocada y así no tener fugas, imprevistos y mucho menos sentirte incómoda.

Cambiarte a copa es un excelente opción para tu cuerpo y sobre todo para tu vida menstrual, si quieres conocer más sobre ProFemme no dudes en leer nuestros demás artículos. Estamos seguras que serán muy útiles e informativos para ti.