¡A partir de 2022 tu ProFemme no tiene IVA! ¡Disfruta el mejor precio y envío gratis en máximo 7 días hábiles a todo México! ¡Kueski Pay llegó a ProFemme! Adquiere tu copa en hasta 4 quincenas sin intereses. (Mínimo de compra $300)

¡A partir de 2022 tu ProFemme no tiene IVA! ¡Disfruta el mejor precio y envío gratis en máximo 7 días hábiles a todo México! ¡Kueski Pay llegó a ProFemme! Adquiere tu copa en hasta 4 quincenas sin intereses. (Mínimo de compra $300)

¿Te diagnosticaron con endometriosis? Todo lo que tienes que saber

¿Te diagnosticaron con endometriosis? Todo lo que tienes que saber

A nivel mundial se ha registrado que el 10% de las mujeres en edad reproductiva padecen endometriosis. Así mismo, se estima que en México esta condición llega a afectar a más de 7 millones de mujeres y además, muchas no cuentan con un diagnóstico debido a la poca información que se tiene al alcance y también a que se considera como “normal” sentir un intenso dolor al momento de menstruar.

Pero, ¿Qué es la endometriosis?

Derivada de la palabra endometrio, tejido que normalmente recubre el útero, la endometriosis es un problema común de salud en las mujeres, que sucede cuando el tejido similar al que recubre al útero crece fuera del mismo y en otras áreas del cuerpo donde no pertenece.

La endometriosis suele afectar comúnmente los ovarios, las trompas de Falopio, parte posterior del útero, saco de douglas, ligamientos uterinos, peritoneo y hasta los intestinos. Debido a su complejidad, esta enfermedad no puede explicarse por una sola teoría, pero se ha determinado que existen tipos de endometriosis dependiendo de las zonas afectadas.

Este tejido que crece en zonas no estimadas, suele irritarse y eventualmente desarrollar tejido cicatricial y adherencias, es decir, se forman bandas de tejido fibroso que pueden hacer que los tejidos y los órganos se peguen entre sí, causando dolores crónicos que suelen manifestarse durante los períodos menstruales.

Ahora bien, algunos de los signos y síntomas más comunes de la endometriosis pueden ser:

🌸 Menstruaciones dolorosas; los cólicos y el dolor pélvico, suelen comenzar antes y continuar días después del inicio del período menstrual. Así mismo, puedes llegar a sentir dolor en la región lumbar y en el abdomen.

🌸 Sentir dolor en las relaciones sexuales o después de éstas es común cuando se sufre de endometriosis.

🌸 Tener un sangrado excesivo; es común tener períodos menstruales abundantes esporádicos o sangrado entre períodos.

🌸 Problemas para quedar embarazada. En ocasiones, la endometriosis es diagnostica primero en aquellas personas que buscan tratamiento para la infertilidad.

También, se puede presentar fatiga, diarrea, estreñimiento, hinchazón, mareos y náuseas, especialmente durante los períodos menstruales. Ten en cuenta que existen muchos más síntomas y signos para diagnosticar endometriosis, por lo que mantenerse alerta a los cambios de nuestro cuerpo pueden ayudar a un diagnostico temprano.

Actualmente, no se sabe exactamente cuál es la causa de la endometriosis, y de hecho hay varias teorías al respecto. Esta es una enfermedad compleja y en la que se ha trabajado por encontrar una causa, pero ninguna de ellas ha sido probada ni explica claramente.

Algunas de estas teorías han sido más aceptadas aunque la realidad es que pueden ser una combinación de diversos factores encontrados en los casos, donde se expresa que la endometriosis tiene una base genética y altera el sistema inmune, ésta no es psicosomática ni está causa por traumas emocionales.

La endometriosis es una enfermedad que puede ser diagnosticada y tratada para un mejor estilo de vida. Si presentas algunos de los síntomas mencionados anteriormente, asiste con tu profesional de confianza quien deberá realizarte las pruebas necesarias como revisar tu historial médico completo, hacer una exploración ginecológica, ecografía ginecológica, una resonancia magnética nuclear, entre otros.

Una vez diagnosticado el grado de endometriosis podrás recurrir a un tratamiento para la misma. Éste varía dependiendo del caso, pero suelen estar incluidos esteroides anticonceptivos, antiinflamatorios no esteroideos, analgésicos y hasta cirugía. También puede ayudar mucho tener una dieta balanceada reduciendo la ingesta de grasas animales, cafeína y alcohol y agregando aceite de pescado y aceite de oliva a tu dieta.

De igual manera, el diagnostico temprano de la endometriosis te permitirá conocerte mejor, darle respuesta a varias incógnitas sobre tu salud menstrual y por supuesto tener una mejor calidad de vida.