¡A partir de 2022 tu ProFemme no tiene IVA! ¡Disfruta el mejor precio y envío gratis en máximo 7 días hábiles a todo México! ¡Kueski Pay llegó a ProFemme! Adquiere tu copa en hasta 4 quincenas sin intereses. (Mínimo de compra $300)

¡A partir de 2022 tu ProFemme no tiene IVA! ¡Disfruta el mejor precio y envío gratis en máximo 7 días hábiles a todo México! ¡Kueski Pay llegó a ProFemme! Adquiere tu copa en hasta 4 quincenas sin intereses. (Mínimo de compra $300)

Relaciones sexuales durante tu periodo

Relaciones sexuales durante tu periodo

Probablemente se te ha cruzado por la cabeza (si es que aún no lo has probado) experimentar esta experiencia de tener relaciones sexuales durante tu periodo. Y sí, sabemos que hasta la fecha este tema puede aún ser tabú en la sociedad, pero no nos engañemos, la menstruación al igual que el sexo es tan natural como estar vivas.

Hasta la fecha no existe evidencia científica que demuestre o respalde que tener relaciones sexuales durante la menstruación pueda ser perjudicial para ti o tu pareja. Es decir, no hay porque tenerle miedo, no hay nada malo en disfrutar de un momento íntimo si estás menstruando y sobre todo si lo estás disfrutando. De hecho, atreverte a probar nuevas experiencias y darle rienda suelta a tu imaginación sobre esta temática podría tener diversos beneficios para ti, como por ejemplo: te ayuda a lidiar con varios de los síntomas pre menstruales, así como también las endorfinas liberadas por el orgasmo pueden reducir los cólicos y dolores de cabeza. 😱 ¿Sabías eso?

Sin embargo, estos mitos y tabúes provienen de una desinformación y más que nada incomodidad al respecto. Hay mujeres que aún se preocupan demasiado por el manchado, hasta llegar al punto de sentir vergüenza y asco sobre su propia menstruación (algo muy triste), pero esta idea poco a poco va deconstruyéndose y abriendo paso a la educación e información.

Los últimos estudios realizados en torno a las relaciones sexuales han demostrado que durante períodos de máxima excitación, el ser humano suprime el miedo y la sensación de rechazo hacia los fluidos corporales (propios o de la pareja), siendo uno de estos: el flujo menstrual.

Así mismo, uno de los cambios hormonales que ocurren durante el ciclo menstrual es justamente el incremento de estrógeno y testosterona. Este aumento, hace que el cuerpo se excite con mayor facilidad y que nos sintamos mucho más sensibles al deseo y a todos los estímulos sexuales, por lo que es natural buscar satisfacer nuestras necesidades en esta etapa.

Al final, tener relaciones sexuales durante el periodo será una decisión propia, y en pareja, que irá de la mano con tus gustos y deseos. De igual manera es importante no obviar las debidas protecciones anticonceptivas de barrera como el uso del condón ya que además de evitar enfermedades, la sangre y los restos del tejido uterino que se expulsan a través del canal vaginal durante la menstruación pueden aumentar el riesgo de contagio, además, durante estos días el cuello uterino está más abierto lo que podría exponerlo a virus o bacterias.

Explorar nuestra sexualidad nos ayuda a abrir el panorama personal, nos damos tiempo y permiso de conocernos aún más y descifrar que nos satisface y que no. Recuerda que estas decisiones son personales y son experiencias naturales que puedes darte la oportunidad de disfrutar sin vergüenza ni miedo.

¡Atrévete a romper con los tabúes!