¡Envío gratis de 2 a 3 días hábiles a todo México!

¡Envío gratis de 2 a 3 días hábiles a todo México!

Muy breve historia de la copa menstrual

Muy breve historia de la copa menstrual

Por: Marianed Sd.

Hace un par de semanas, en un día de ocio en Facebook, me encontré con una infografía acerca de “objetos de moda que no sabías que se inventaron en el pasado”. Me causó mucha curiosidad ver que en esa lista se encontraba justamente la copa menstrual, y estaba marcada como un invento de los años treinta. Pero, ¿cómo era esto posible, si yo la conocí hace no más de 8 años? 

Después de esto me dispuse a investigar un poco más sobre sus orígenes, y me di cuenta de lo equivocada que estaba. Así que ahora les cuento un poco de lo que aprendí sobre la historia de la copa menstrual.

La historia antes de…

Muchos años atrás ya existían varios métodos para contener la menstruación. Sin embargo, no fue hasta el año de 1860 que la idea de hacerlo con una copa comenzó a considerarse. En Estados Unidos hubo varias patentes llamadas “Bolsas catamenial” (catamenial sacks)  las cuales tenían un diseño como de cinturón que se ajustaba al cuerpo, del cual  colgaba una bolsita recolectora. Estos prototipos nunca salieron al mercado ya que eran muy incómodos, estaban hechos de materiales como el metal y no eran nada discretos.

1930’s, la patente de Leona Chalmers

Leona W. Chalmers fue una actriz, inventora y autora. Es  reconocida por ser la creadora de la primera patente oficial de la copa como la conocemos hoy en día.

La popularidad de su prototipo se vio afectada por dos variantes: primero, la escasez de caucho durante la Segunda Guerra Mundial; y en segundo lugar, el boom de los productos desechables. Por este último, muchas mujeres se negaban a estar en contacto con su sangre, cuando podían simplemente deshacerse de ella por medio de otros productos.

1959, Tassette. Inc y su intento fallido de popularizar la copa

A finales de los años 50s, Robert Oreck, fundador de la compañía Tassete Inc, comenzó la producción masiva de copas menstruales. Debido a la escasez de caucho del momento, el proyecto se detuvo temporalmente. Intentó popularizarlas de nuevo, a través  de una campaña publicitaria llamativa, pero tampoco funcionó ya que competía contra el novedoso uso de tampones desechables y con la negativa de las mujeres a introducir objetos de mayor firmeza en sus vaginas. Tras varios intentos, Tassette nunca logró alcanzar buenas ventas y finalmente el producto desapareció.

1980’s “The Keeper”

Durante los años ochenta con la creación de la marca “The Keeper”, se re introdujo la copa menstrual y desde entonces comenzó a ganar popularidad. Esta copa fue fabricada con látex y, aunque aún puede encontrarse a la venta, no es muy duradera y no está hecha de materiales hipoalergénicos. Además de que muchas mujeres pueden ser alérgicas a este material .

La popularidad de la copa menstrual en la actualidad

 A partir de los años noventa, comenzó a popularizarse el uso de la copa menstrual, gracias a ello comenzaron a surgir  más marcas.  Comenzaron a utilizarse materiales más suaves y amigables como el silicón, y poco a poco el diseño de la copa menstrual fue evolucionando hasta convertirse en un éxito alrededor del mundo.

Actualmente, la copa menstrual se está volviendo más y más popular. Con el tiempo las mujeres nos hemos dado cuenta de sus beneficios a largo plazo: amigable con el medio ambiente, una opción más económica con el paso del tiempo, te pone más en contacto con tu cuerpo y muchos más.

La primera vez que yo escuché sobre la copa menstrual estaba en la universidad, una amiga las vendía y estaba muy convencida de sus beneficios. Tiempo después, me regaló una para probarla y, aunque quería con todas mis fuerzas convencerme de usarla, en mi primer intento me di por vencida. En ese momento me dio mucho miedo y terminé por regalarla a alguien más.

Un par de años después, convencida de mis ideales ecológicos, cargada de un poco más de información y madurez, decidí intentarlo de nuevo. Compré la que me recomendaron y he pasado más de 5 años  usándola  cada mes. Ahora puedo asegurar que es uno de los mejores inventos que se han hecho pensando en las necesidades de las mujeres.

¿Quieres animarte a probar la tuya? ¡No tengas miedo! Entra a ProFemme y descubre más sobre su copa menstrual, 100% hecha en México y certificada antes COFEPRIS, así te sentirás súper segura de tu compra, entra aquí.

Fuentes:

https://en.wikipedia.org/wiki/Leona_Chalmers

https://www.lunette.com/blogs/news/short-history-of-menstrual-cups

https://sensualintim.com/quien-fue-la-creadora-de-la-copa-menstrual/