¡A partir de 2022 tu ProFemme no tiene IVA! Disfruta el mejor precio y envío gratis en máximo 7 días hábiles a todo México.¡Kueski Pay llegó a ProFemme! Adquiere tu copa en hasta 4 quincenas sin intereses.

¡A partir de 2022 tu ProFemme no tiene IVA! Disfruta el mejor precio y envío gratis en máximo 7 días hábiles a todo México.¡Kueski Pay llegó a ProFemme! Adquiere tu copa en hasta 4 quincenas sin intereses.

Mitos sobre el cáncer de mamá y señales que debes tener en cuenta

Mitos sobre el cáncer de mamá y señales que debes tener en cuenta

¡Hablemos de lo que importa! Aunque hasta la fecha y conforme a los datos del INEGI que demuestra que la tasa de incidencia de tumor maligno de mama a escala nacional es de 18.55 casos nuevos por cada 100 mil habitantes de 20 años y más, aún existen diversos mitos y falsas creencias sobre la misma.

6 Mitos sobre el cáncer de mamá

Sabemos que el cáncer de mama es uno de los tipos de cáncer más conocidos y sobre todo de los más atendidos, por eso en el blog de hoy queremos empezar a aclarar estas falsas ideas para crear mejores espacios de apoyo y veracidad a aquellas personas que estén pasando por esta circunstancia y también sus allegados.

No tendré cáncer de mama si no tengo antecedentes familiares.

Tengamos en cuenta que muchas de las personas que padecen de cáncer de mama no tienen antecedentes familiares, lo que indica que otros factores pueden entrar en acción, como el entorno y el estilo de vida que tengas.

De igual manera, hay ciertas ocasiones en las cuales los médicos no pueden explicar el motivo por el que una persona desarrolla cáncer de mama y otra no. Pero, el tener antecedentes familiares es un factor de riesgo importante que sí se debe tomar en cuenta y prestarle mucha atención.

Usar antitranspirantes en las axilas puede provocar cáncer de mama.

Uno de los mitos que más se comenta es sobre el uso de antitranspirantes para las axilas, sobre todo aquellos que contienen aluminio y otras sustancias químicas, pues dicen que al absorberse mediante los ganglios linfáticos, estos químicos se desplazan hacia las células mamarias, lo que aumenta el riesgo de desarrollar cáncer.

Sin embargo, hasta el momento no se encuentran pruebas que demuestren una conexión entre el uso de antitranspirantes en las axilas y el cáncer de mama, aunque sí se sigue analizando la seguridad de muchos de estos productos para nuestra salud.

El cáncer de mama siempre genera un bulto que se puede sentir.

Es muy común creer que el cáncer de mama siempre se va a manifestar a través de un bulto palpable en la autoexploración.

Por esta misma creencias, las personas suelen saltearse las mamografías, pensando así que serán capaces de sentir cualquier cambio que pueda señalar un problema, pero el cáncer de mama no siempre genera un bulto o si lo hace, es posible que el cáncer se haya desplazado más allá de la mama.

Aunque es muy recomendable realizarse autoexploraciones de mamas, estas no deberían reemplazar las citas regulares con profesionales médicos.

Consumir demasiada azúcar provoca cáncer de mama.

Otro mito que es muy conocido es sobre el azúcar, pues la creencia está en que ésta es capaz de alimentar al cáncer y acelerar su crecimiento.

Lo cierto es, que todas las células, tanto las cancerosas como las sanas, utilizan el azúcar de la sangre (glucosa) como combustible y aunque es verdad que las células cancerosas consumen el azúcar más rápido que las células normales, hasta la fecha no hay pruebas de que el consumo excesivo de azúcar provoque cáncer.

El cáncer de mama solo aparece en mujeres de edad media y avanzada.

Una realidad es que ser mujer y envejecer son los factores de riesgo principales para desarrollar cáncer de mama. Sin embargo, esto no solo afecta a la generación con mayor edad, ya que se ha estudiado que las mujeres de 20 a 29 años representan un 0.64 de defunciones por cada 100 mil; seguidas por aquellas de 30 a 44 años con una tasa de 7.09 defunciones por cada 100 mil mujeres y las de 45 a 59 años con un 26.79 defunciones de mujeres por cada 100 mil.

El cáncer de mama es una sentencia de muerte.

Recordemos que el cáncer al ser detectado y tratado en una etapa temprana tiene una alta probabilidad de supervivencia. Así mismo, actualmente existen diversos tipos de cáncer de mama y de los cuales cada uno recibe un tratamiento específico que ayuda combatir dicha enfermedad dependiendo de la etapa en la que se encuentre.

Padecer de cáncer de mama no tiene porque ser una sentencia de muerte, hoy en día es totalmente posible desarrollar, tratar y vencer esta enfermedad. Por esto, es importante que acudas con regularidad a los chequeos necesarios.

Así mismo, tener en cuenta estos signos de advertencia del cáncer de mama pueden ayudarte a detectar alguna anomalía relevante:

  1. Aumento del grosor o hinchazón de una parte de la mama.
  2. Enrojecimiento o descamación en la zona del pezón o la mama.
  3. Irritación o hundimientos en la piel de la mama.
  4. Hundimiento del pezón o dolor en esa zona.
  5. Secreción del pezón, que no sea leche, incluso de sangre.
  6. Cualquier cambio en el tamaño o forma de la mama.
  7. Dolor muy fuerte en cualquier parte de la mama.

Si presentas alguno de estos signos, te recomendamos acudir con tu profesional médico de confianza, que te podrá guiar y ayudar en cada momento.

Fuentes: www.cancer.org | www.bannerhealth.com | www.cdc.gov